“Betoven” “Linchestein”

Ssangyong

Ssangyong es probablemente la marca de automóviles con el nombre más difícil. Hicimos una

campaña que convertía esa supuesta debilidad en fortaleza.